Sexoadicción o adicción al sexo.

Cuando la sexualidad se convierte en una prioridad que interfiere en la vida diaria, en el trabajo, afecta a las relaciones personales y sociales y, además, causa ansiedad, estrés y arrepentimien-to, a pesar de que objetivo de esta conducta es más la reducción de un malestar que la obtención de un placer, decimos que sufre sexoadicción, no existe ntimidad, ni vínculos emocionales, considerando a las personas sólo en función del sexo, como instrumentos
Las consecuencias más comunes que se desprenden de esta adicción son: embarazos no deseados, problemas laborales, ideas de suicidio, ruptura con la pareja, ruina económica, problemas legales, depresión, y riesgo de contraer SIDA u otras enfermedades de transmisión sexual.
Adicción a los riesgos.

Se caracteriza por un impulso incontrolado de llevar a cabo actividades que implican un gran riesgo para la persona y su entorno, pensamientos constantes, alejamiento o distanciamiento de todo aquello que no tenga que ver con la realización de dichas actividades, la necesidad de aumentar la cantidad de las mismas y cambios en el plano afectivo, cognitivo y físico.

Adicción a la rutina.