Adicción a los fármacos no recetados.

El abuso y la adicción a los medicamentos de prescripción constituyen un problema para muchos . Existen tres clases de fármacos de prescripción que más frecuentemente se abusan:
-Opioides, que se recetan mayormente para tratar el dolor.
-Depresores del sistema nervioso central (SNC), que se utilizan para tratar la ansiedad y los trastornos del sueño.
-Estimulantes, que se recetan para tratar el trastorno del sueño llamado narcolepsia, el trastorno de hiperactividad con déficit de atención (ADHD) y la obesidad.
La persona con adicción a los fármacos usa los medicamentos sin prescripción como un medio para “calmarse” o para “seguir adelante”.